Tour Drama y Luz (24)

Oviedo, España 18 de Septiembre 2011



Un Maná de música en Oviedo

Dieron igual los más de 30 minutos de retraso con lo que empezó el concierto. Con los primeros acordes, Maná se metió en el bolsillo a esas 15.000 almas que inundaban el campo y las gradas del Carlos Tartiere. Al alzarse una fina cortina sobre el escenario, a las diez y media la noche, los impacientes espectadores ya sabía lo que venía a continuación. A Fher Olvera, Sergio Vallín, Álex González y Juan Calleros se los tenía que adivinar detrás de esa tela reconvertida en gran pantalla que evocaba imágenes de la primera canción de la noche, Lluvia al corazón. Entraban de lleno en su Drama y Luz .

Y por fin se alza la cortina. Los espectadores ya podían ver además de vibrar con la rotunda batería y los acordes de las tormentosas guitarras eléctricas.

Oye mi amor , exitazo de la banda Oye mi amor, del álbum titulado ¿Dónde jugarán los niños? ; el público estalló y Fher, el vocalista de la banda mejicana, hizo rápidamente participes a los seguidores ofreciéndoles el microfóno para seguir con las letras de la melodía.

En este momento aprovechó el líder del grupo para saludar a la ciudad. “¡Buenas noches Oviedo, Oviedo, Oviedo...!”, repitió unas cuantas veces haciendo rugir al respetable que ya se había olvidado por completo del retraso. “Ya les extrañábamos! Esta noche la vamos pasar de putísima madre!”.

Y Maná lo consiguió. Con un público ya entregado, rendido completamente a la fuerza y a la luz del espectáculo, cantando las canciones y bailándolas, se conseguía elevar la temperatura que, por las horas, ya apretaba un poco hacía cotas bajas del mercurio.

La teatralidad del escenario tuvo sus pequeños contratiempos. Precisamente ese fue el motivo del importante retraso: la cortina no funcionaba correctamente y, en la primera parte del concierto no se elevó del todo. Pero luego ya formaba parte del espectáculo y la gente ni se inmutó. Estaban, realmente, a otra cosa.

Ya se advertía mucho antes del inicio del espectáculo que iba a haber un llenazo. Largas colas para acceder al recinto llegaban hasta la parte alta de La Ería y bordeaban alguna manzana. Muchos quedaron fuera, intentando arrebatar desde el exterior la fuerza que daban los más de100.000 watios de sonido y 650.000 de luz.

La verdad es que estos cuatro chicos no paran. Con sus cuatro nominaciones a los premios Grammy Latinos, estos mejicanos actúan mañana en la ciudad condal para cerrar su gira española en las Islas Canarias con dos conciertos, en Las Palmas y Tenerife, y eso después de llenar estadios en Murcia, Málaga, Madrid, Bilbao y ayer en Oviedo. Después volverán a cruzar el charco para proseguir con su exitosa gira en América del Sur. Arranca el día uno de octubre en Río de Janeiro donde ya están las entradas agotadas.


✩ Maná estrena video de 'Ironía' ✩
 


















contadores
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=