Tour Drama y Luz (37)

Honduras 06 de Noviembre 2011



Con su tour “Drama y Luz 2011” Maná ofrece concierto inolvidable en Honduras

TEGUCIGALPA.- Diversidad de sentimientos y emociones salieron a flote la noche del domingo anterior, durante el concierto que ofreció la agrupación mexicana Maná, en la ciudad capital de Honduras.

El romanticismo, la esperanza, los deseos de paz y quizá hasta el despecho, se conjugaron plenamente convirtiéndose en energía positiva y rockera entre los más de 14 mil fanáticos que se dieron cita en el estadio Chochi Sosa, del complejo deportivo José Simón Azcona.

El espectáculo que duró alrededor de dos horas y media fue considerado por muchos de los asistentes como “el concierto del año”; y hay que admitir que la reluciente luna que brilló sobre el cielo capitalino, aunada con el perfecto clima imperante de la noche, pusieron de su parte para crear una velada perfecta.

La agrupación se presentó en Honduras como parte de su gira mundial “Drama y Luz 2011” y ofreció un variado programa musical, que incluía canciones de su más reciente producción discográfica y algunos de los éxitos más representativos de su larga trayectoria artística.

Cronología del espectáculo

Luego de una larga espera por ver al grupo de rock tapatío, aproximadamente a las 7:15 de la noche se encendieron las luces del imponente escenario y salieron a escena el Nono y Jam V, integrantes del dúo hondureño los Bohemios del Reggaetón, quienes fueron los teloneros de la noche.

Al punto de las 8:18 de la noche, la entrada de la 5ta Sinfonía de Beethoven dio la señal para que las luces del recinto se apagaran, y un grito ensordecedor se apoderara de todo el estadio para darle la bienvenida a Fher, Sergio, Alex y Juan, integrantes de Maná.

Seguidamente, una lluvia digital representada en una cortina instalada frente a los músicos, fue la señal perfecta para dar paso a “Lluvia al corazón” de su más reciente disco, canción con la cual los aztecas iniciaron su concierto en Honduras.

Luego de interpretar “Oye mi amor”, Fher el vocalista de la agrupación se dirigió a su público diciendo “Ya los extrañábamos un chingo, Tegucigalpa, San Pedro Sula, Honduras… Esta noche nos la pasaremos de poca madre”.

Luciendo un atuendo rock-casual pantalones de mezclilla negros, camisa y sacos de vestir, los integrantes procedieron a interpretar sus reconocidos éxitos “De pies a cabeza”, “Manda una señal”, “El espejo” y “Rayando el sol”, canciones que fueron coreadas a viva voz por toda su fanaticada.

A continuación sucedió uno de los momentos más sentimentales de la noche, cuando Fher dedicó una canción a su madre, quien falleció el año pasado a causa del cáncer de seno, “dedico esta rola a los que se han ido a volar a las estrellas pero que estamos esperando un día volverlos a ver” y procedió a interpretar “Vuela libre paloma”.

El espectáculo siguió con “Bendita tu luz”, donde el guitarrista Sergio Vallín mostró sus dotes musicales en un solo de guitarra, “Amor clandestino”, que fue dedicada “para todos los amores secretos”, “Mariposa traicionera” y Latinoamericana, cuya vocalización fue compartida por Fher y Alex, mientras que en las pantallas LED gigantes se pudo apreciar imágenes de las banderas de todos los países latinoamericanos y especialmente de México y Honduras.

Giro inesperado

Después de interpretar “Corazón espinado”, el baterista Alex González tomó la palabra y dijo que “en Latinoamérica hay muchos músicos chingones”, e invitó al guitarrista catracho Luis Elvir al escenario, para tocar junto con ellos “Me vale” éxito que puso a rockear y saltar a todos los presentes.

El concierto tomó su lado romántico cuando inesperadamente los integrantes de Maná aparecieron sobre una tarima ubicada sobre la consola de audio al centro del estadio y desde allí interpretaron en versión acústica “Te lloré un río”, “Se me olvidó otra vez”, “Cachito”, “Eres mi religión” y “Si no te hubieras ido”.

Al regresar al escenario principal los músicos pusieron a suspirar a todos sus fans con “Vivir sin aire”, “Cómo te deseo”, “Déjame entrar” y “Clavado en un bar”, con la cual concluyeron su concierto. Pero gracias al grito de su público de “otra, otra…”, regresaron para cantar “Labios compartidos” y “El muelle de San Blas”, con la que se despidieron definitivamente”.

“Lamentamos no haber venido hace tanto tiempo por acá. Ay hondureños qué bonita gente, qué entrega. La esperanza para Honduras”, se despidió Fher. En resumen fue una noche espectacular, donde el amor y el rock and roll se unieron para crear una velada que perdurará en la mente de todos los asistentes al concierto.

*Durante más de dos horas el grupo azteca entregó a los hondureños lo mejor de su trayectoria artística ***
*El concierto contó con el patrocinio de Diario LA TRIBUNA y se realizó a beneficio de los miembros de las Olimpiadas Especiales de Honduras ***


✩ Maná estrena video de 'Ironía' ✩
 


















contadores
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=