Tour Drama y Luz (27)

Tenerife, España 24 de Septiembre 2011



Santa Cruz vibra con Maná

El grupo de rock cerró anoche la gira española en un concierto apoteósico en la capital tinerfeña

La capital tinerfeña vibró anoche con el esperado directo de Maná. Después de cuatro años, la banda de rock latinoamericana volvía a pisar el estadio Heliodoro Rodríguez López, ayer con más de tres cuartos de horas de retraso sobre el horario previsto, con una producción espectacular.
La voz de Fher Olvera, acompañada por la guitarra y la armónica, con Sergio Vallín, a las guitarras, Juan Calleros al bajo y Álex González marcando el ritmo a la batería hicieron temblar el estadio tinerfeño con Lluvia al corazón, que abre su último trabajo y ayer hizo lo propio con el concierto, seguida de Oye, mi amor, que fue coreada por las más de 28.000 personas que según la organización acudieron al recinto a seguir las más de dos horas de espectáculo. Los mexicanos sorprendieron con violines durante la interpretación de El espejo, un tema que además estuvo acompañado por una brutal proyección de fue. Hasta bien pasada la medianoche, la banda desgranó canciones de todos sus discos en un gran espectáculo de música, luz y sonido.
Las pantallas LED proyectaron imágenes que parecían escaparse de ellas hasta tocar al público. Y las luces iluminaron la cuidada escenografía que los ha acompañado en su gira española.
Maná ponía así el broche de oro a una gira por las principales ciudades españolas con la presentación en directo de su último trabajo discográfico Drama y luz, que veía la luz tras seis años de silencio. En esta gira la banda de rock latinoamericana ha sentido que la pasión de su fiel público no se ha enfriado ni un ápice.
El que asistió anoche al concierto en Tenerife era de todas las edades, desde los más jóvenes aún menores de edad, hasta los que pasaban los 50 años. Un público que se ha enamorado o ha vivido el desamor con las canciones de Maná. Esta banda tiene canciones para todos los gustos, pero muchos coinciden en elegir como favorito el tema Muelle de San Blas, que es el más querido por sus fieles porque relata una historia real. Con este tema las voces de los tinerfeños volvieron a sacudir anoche el Heliodoro.
El concierto tuvo momentos para todo. Hubo baladas, despliegue rockero y mucho sentimiento, como con la canción Vuela libre paloma, que Fher Olvera compuso a su madre y hermana fallecida durante la grabación del disco. Uno de los seguidores de la banda que hizo cola desde primera hora de la mañana, Ángel Damián Arbelo, aseguró antes del comienzo del concierto, que esperaba que "fuera sentimental, emocionante y que musicalmente estuvieran al cien por cien". Y Maná no defraudó, por eso, porque saben que se deben al público quisieron cerrar la gira española en territorio canario, dónde tienen un público leal que no los abandona.
La banda interpretó sus temas más conocidos, como Amor clandestino, Mariposa de amor, Corazón espinado o Como te deseo al ritmo de las voces de los miles de isleños que los acompañaron.
El isleño que tuvo más protagonismo anoche fue el guitarrista Marcos Torres, del grupo de rock Marhet. Torres fue el elegido por la banda latinoamericana para que interpretara con ellos las canciones El espejo y Sor María.
 


✩ Maná estrena video de 'Ironía' ✩
 


















contadores
Facebook botón-like
 
Publicidad
 
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=